Seleccionar idioma

sábado, 7 de abril de 2012

7 de Abril. Harmanli-Edirne (Turquía). "De moscardones, moscas y mezquitas".


Las moscas, moscardones, abejas, abejorros y demás bichos voladores son tontos, ciegos o que les pasa?


Si no me han chocado hoy 200 bichos en la frente serán 199. Que yo no vea venir un insecto volando hacia mi, se puede entender porque son diminutos. Pero que un insecto no vea venir a un ciclista vestido de vivos colores...Yo creo que juegan a ver quien es el primero que tumba de un cabezazo a un ciclista.


Hoy empiezo a rodar a las 8:30. Solecito, calorcito y carretera tranquila, que mas se puede pedir. Vuelvo a recuperar al cabo de unos kilómetros la E-80 (la autovía que me sacó de Sofia y me llevó hasta Plovdiv) pero en el penúltimo pueblo antes de la frontera Turca busco una oficina de correos si quiero enviar las postales de Bulgaria, que arrastro desde hace 250 km.,  desde Bulgaria.


Paso rozando Grecia (7 km me separan de su frontera). Llego a la frontera Bulgaro-Turca, y paso como seis o siete controles de pasaporte. Una tía en una garita me pide la carta verde para la bici y me hace recular hasta un edificio. En el edificio se ríen porque las bicis no necesitan carta verde (la tía me confundió con una moto).
Paso por otro control  para no encontrarme a la tía y me dicen que pase directamente. Llego a otro control y buscan en el pasaporte el sello. Me hacen recular de nuevo a buscar el sello. Un Policía me indica donde debo ir a buscar el visado. Voy, pago 15€ y vuelvo donde el policía. Me pone el sello. Paso por otra garita y me dicen que una inspectora quiere inspeccionar mi equipaje. Le digo lo que llevo y me deja pasar sin abrir ni una alforja. Finalmente paso el último control y ya estoy en Turquía. Propongo que se incluya también en el juego de la Oca la casilla "garita de frontera turca"...retrocedes dos y cinco veces sin tirar.

A los 14km llego a Edirne, final de trayecto por hoy, y mientras me voy acercando voy flipando con la de mezquitas y minaretes que sobresalen del paisaje.


Edirne fue capital del imperio Otomano desde 1365 hasta 1453, después Constantinopla (Estambul) se convirtió en capital del imperio.

Se me ha quedado grabada en la mitocondria, ya para siempre la visión de la Mezquita Selimiye (la que tiene los minaretes más altos de toda Turquía) y a fe mía que es impresionante. No he podido dejar de mirarla (y de hacerle fotos) en toda la tarde que he estado paseando por el centro. Las fotos no pueden hacer justicia a la monumentalidad apabullante de este edificio.


Cansado de buscar un hotel (no se como se escribe en turco y he estado a punto de meterme en un hospital). Buscando, buscando me alejo del centro. Me doy media vuelta y vuelvo por los alrededores de la mezquita donde supongo habrá algún hostal o hotel. A las 13h. acabo entrando en un hotel a diez metros de la mezquita. Es caro (60€) , pero no quiero perder más tiempo buscando y mas cuando no tengo referencias.


Ducha y estiramientos y rápidamente voy a la mezquita como mosca atraída por cabeza de ciclista. Me descalzo y entro. Es difícil describir lo que siento al ver ese edificio por dentro y a todas esas personas, unas rezando, otras haciéndose fotos, otras bebiendo agua de una fuente central y otras tantas, en las que me incluyo, curioseando. Salgo a recorrer el centro, necesito comer algo, cambiar euros por liras y hacerme con una targeta SIM con un número turco para el teléfono.



Edirne es bonito. Me recuerda a Port Aventura porque parece un pueblo tematizado de Las Mil y una noches. Paseo por la calle repleta de tiendas y kebabs. Me meto en el zoco y mas tiendas de todo tipo con sus vendedores en la puerta. Me encantan las de especias por que le dan un aroma muy particular al mercado.


Vuelvo a al hotel para descansar, pero a los diez minutos empiezan los cánticos por megafonía desde la mezquita y me joden la siesta.



Lavo ropa en el baño del hotel y consulto información imprescindible para Turquía (Donde y que comer, palabras clave; agua, cuanto cuesta, gracias, buenos días, etc...).


A las 18 vuelvo al centro y busco un sitio para cenar y acabo cenando lo que es típico aquí, ensalada de pepino, cebolla y tomate. Y un plato de filetes de hígado empanado con guindillas fritas. Le pido una cerveza y el camarero me dice con cara de "no te hagas el gracioso chaval" que escoja de entre los refrescos....¿QUE NO HAY CERVEZA? ¿Que no me voy a poder tomar una cervecita después de hacer 100km en bici?...Me parece que no me va a gustar Turquía. Ceno con una Coca Cola rancia, pago y me voy.


Encuentro un bar de copas que se llama La Pena (...que me da no tomarme una cervecita), me hace gracia el nombre y entro. Tienen posters de películas colgados en las paredes y lo mejor de todo, tienen cerveza! Alá existe, ha escuchado mis plegarias.



Lo peor: La actitud de poker de los funcionarios de las fronteras...que les costará ser simpáticos. Pégame un tiro si quieres pero con una sonrisa, que lo encajaré mejor.

Lo mejor: La Mezquita Selimiye



Esta etapa va para Pilar y Jordi, hoy he pensado en ellos. Y si un día desaparezco de repente, preguntarle a Pilar, ella sabrá donde estoy....ella sabe más de mi viaje que yo, jajaja.

Distancia: 69km            Tiempo: 3h 38min

Vel. Media:19                Vel Max: 44

3 comentarios:

  1. Gracias
    No te desanimes... no te has dado cuenta? Cada día estas 100Km más cerca de nosotros.

    ResponderEliminar
  2. que bonita la Mezquita! animus papillu!!

    ResponderEliminar